¿Soy yo el que vende o es mi marca la que atrae los clientes?

Quiero reventar un concepto, pero que no parezca incendiario o agresivo, es por tu bien. Puede parecer hiriente pero reitero, lo hago por ti.

Empresario dueño de una Pequeña o Mediana empresa, deja de creer que tu empresa va a funcionar solo por lo bien que lo haces. Eso lo pensará tu círculo más cercano. Pero no todos.

Una vez dicho esto, quiero comentar y reflexionar el porqué de este postulado.

A menudo me encuentro más y más empresas en las que intento buscar dónde está su estrategia de comunicación y branding y siempre me encuentro lo mismo. Marcas inertes que no comunican. Se encuentran congeladas en una zona fría de la empresa y nadie hace nada por darle calor para que sobreviva.

Este hecho se da sobre todo en las PYMEs ya que identifican el éxito de su negocio directamente con su actividad física y no por la imagen que transmiten o pueden transmitir hacia el exterior. Por lo tanto para ellos una Marca no es más que un elemento visual que debe estar ahí porque sí y que no va más allá de un rótulo o unas tarjetas de visita. Esto conlleva a una mala planificación en la comunicación y una frenada en su crecimiento corporativo y al entendimiento de los valores que transmite.

Un negocio funciona cuando los consumidores identifican a través de la marca los valores y atributos que la empresa quiere transmitir y su forma de comunicar.

Los consumidores se mueven por hábitos de consumo. Estos hábitos se basan en la discriminación de marcas que no le dicen nada.
La forma de gestionar esta discriminación es sencilla. Soy asediado a diario por miles de marcas que intentan penetrar en mi mente y quedarse a convivir conmigo, pero muchas de ellas no consiguen “enamorarme a primera vista” porque no me dicen nada.

Una marca que no transmite es una marca que cuando se pone frente a mí la aparto y continúo mi camino.
Una marca que transmite y enamora es aquella que al ponerse delante mía me ofrece un diálogo personalizado, se identifica con mis gustos y mis inquietudes y me ofrece soluciones a todo lo que deseo y necesito.

Si yo como empresario me conformo con tener una marca que no transmite…
¿Realmente conseguiré crecer y fidelizar un nicho de mercado? ¿Me vale tan solo “el buen hacer de mi trabajo”?

Las PYMEs deben luchar y pelear por enamorar. Emocionar. Identificar a los consumidores y darles un valor añadido. Una necesidad. Una ayuda. Un apoyo… En definitiva, atraer al cliente hacia mi marca y que la acepte e integre en su día a día.

El consumidor es el que recuerda una marca y decide consumirla. Nosotros no podemos obligarles a consumirnos. Es importante dejar de pensar que somos nosotros los que comunicamos y conseguimos las ventas.
Nosotros, como empresarios o empleados, nos encargamos de finalizar el proceso de consumo que inicia la marca. Somos el apoyo físico en la relación del consumidor con la marca.
Por lo tanto debemos integrar nuestra marca dentro de la planificación estratégica de nuestro negocio y darle la posición que merece y no darle de lado.

Si damos de lado a nuestra marca, daremos de lado a nuestras opciones de crecimiento y fidelización.

Si hacemos un buen uso de nuestra marca y conseguimos identificarla con las necesidades de nuestros consumidores, conseguiremos aumentar el volumen de nuestro negocio.

Por lo tanto te invito a descongelar tu marca y que le des calor y apoyo. Ella te lo agradecerá.

2 comentarios en “¿Soy yo el que vende o es mi marca la que atrae los clientes?

  1. Muy interesante punto de vista, aunque también es cierto que comunicar, transmitir emociones, ideas, conceptos, es una tarea que requiere mucha creatividad. A veces las pequeñas empresas como tu mencionas, hacen bien el trabajo, pero no logran ubicarse desde otro ángulo para ver su sello o marca como la observa el consumidor. El primer ejercicio debería ser ese, observar tu propia marca, y con creatividad efectiva crear una estrategia de comunicación, que le permita a la misma transmitir la esencia misma del buen trabajo que realiza la empresa y logrando de esa manera diferenciarse. Si una empresa no cuenta con los recursos creativos necesarios en el campo de la comunicación, debería contratar el servicio de profesionales para llevar a cabo su campaña.

    • Muchas gracias Marcelo. En efecto creo que es importante que el empresario o, en su defecto, la persona encargada de la comunicación sea consciente de lo que tiene entre manos y sepa captar y conceptualizar todo lo que transmite la empresa para que se plasme en su comunicación y le ayude a crecer. Y, por supuesto, que contrate a un experto si no cuenta con los medios necesarios.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s