Camino hacia las webs 3.0

Web 2.0, web inteligente, data web, web semántica, web 3D… ¡cuántos neologismos!, no? Tranquilidad, sabemos que estamos en una época de constante cambio y aún más en el ámbito del maravilloso mundo que rodea a Internet.

Todo lo que hacemos parece que a los dos días se nos ha quedado atrás. ¿No os ha pasado alguna vez? Y parece que fue ayer cuando, lo último de lo último, era el desarrollo de las webs 2.0; sí, esas webs que te permiten interactuar de manera activa con otros usuarios intercambiando contenidos a través de los blogs… dejando atrás las simples webs corporativas (Web 1.0), donde tan sólo visualizabas un mensaje corporativo que te ofrecía la empresa y cuya comunicación era a modo de monólogos, hablar, hablar y hablar. La web 2.0, a diferencia de la anterior, llegaba a conectar con su público de una manera más activa e interactuaba de una manera más cercana. Había conversación entre empresa y público.

En un espacio de tiempo corto, la web 2.0 evolucionó a una web semántica: se traduce la web a un lenguaje para que sea mucho más fácil la búsqueda a través de bases de datos en la red. De esta manera, los datos que contienen la web puede integrarse y entrelazarse en la red.

La transformación a una web 3.0 viene dada a causa de la manera en la que los usuarios finales van a utilizar la web. Tú, como usuario, no sólo opinas en un blog, sino que puedes coger la información que aporta la empresa a través de diferentes canales y utilizarla: dándole a “Me gusta”, “retwitear” los post, compartir la información en Facebook, Feed Rss,… La intención es compartir, conectar. En las webs 2.0 te ponías en contacto con la empresa a modo de formularios que rellenabas en la propia web; en la 3.0, la propia web te permite acceder a todos los canales de comunicación que tenga la empresa: twitter, facebook, blogs, etc.

esquema web 3.0

Web 3.0. Integración de las Redes Sociales

Haciendo un balance de los últimos años, la publicidad convencional está quedando anticuada… a pesar de que se siga utilizando, si no estás en Internet, “no existes”. Como hemos comentado anteriormente, ya no hace falta tener solo una web corporativa en la que sirva como presentación de tu empresa (y listo). Según el estudio “European Communication Monitor 2010” en 2013, la comunicación online prevalecerá por encima de las demás herramientas. Esto significa que los canales de comunicación han cambiado.

Las empresas crearán sus propios contenidos, contenidos de interés para el consumidor, hablarán con sus clientes face to face a través de la red. ¿Quiénes mejor que ellos conocen su propio producto, filosofía, valores? Pero ¡ojo! No es conveniente tener una conversación sin escuchar al otro. No se debe hablar, hablar y hablar… sino escuchar, aconsejar y ayudar al quien te escucha.

Con este tipo de webs, podremos hablar con nuestros clientes a tiempo real, se le puede dar una respuesta al instante sin necesidad de intermediarios. De este modo creamos un vínculo con nuestro público con el fin de fidelizarlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s